cementerio

Mi hija me invitó a vivir la experiencia. Ella tuvo la pérdida de su esposo y entonces  buscó la ayuda y yo vine por ella al grupo y me di cuenta de que yo también la necesitaba  por lo que viví en  el accidente que sufrió mi yerno.

Por este accidente estaba yo deprimido y   enojado. Lo que paso fue que yo tengo camionetas de transporte público entonces un día  iba yo en una camioneta a las 10 de la noche  y en  otra venia mi yerno, el esposo de mi hija, a él no le tocaba trabajar pero no sé porque venía  con el chofer de la camioneta. Venían los dos y en eso a mí  me venían asaltando y  mi yerno  se me emparejo, a mí  me dijo el ratero que si no les decía  que se fueran me iba a dar un balazo en la cabeza y a mi yerno se le hizo fácil sacar la cabeza  y empezar a insultar a los rateros, entonces ellos se bajaron corriendo de mi camioneta, yo venía despacio porque me dijeron que tenía que ir así, se bajaron corriendo y le dispararon a mi yerno y lo hirieron. Yo frene de volada, baje a la gente y me baje para reanimarlo y llevarlo al hospital pero falleció en el hospital. En ese momento estaba enojado con Dios porque en ese instante yo le gritaba  que me echara la mano, que  lo dejara vivir  por el simple hecho de que su hija tenía tres meses de nacimiento y también estaba enojado conmigo porque sentía que no había hecho nada por él .

«Caí en una depresión muy fea en donde quería pasar la mayor parte del tiempo durmiendo»

hombre tristeDespués caí en una depresión muy fea en donde quería pasar la mayor parte del tiempo durmiendo y siempre estaba enojado.  Cuando vine al grupo e hice mi 4to y 5to paso, mi estado de emoción cambió, cuando yo  llegue aquí me sentía triste y a la vez culpable pero aquí me enseñaron que yo no era culpable de nada y mi estado de ánimo cambió. Sentía que ya estaba  preparado, ya estaba al nivel de mi hija, para poder platicar con ella  y  poderla ayudar, me sentía feliz porque aquí   me explicaron en donde estaba mi yerno y comprendí que su misión en la vida ya había terminado y que su misión allá arriba ya era otra.

«Puedo decir que  mi vida ha cambiado radicalmente después de la experiencia»

Hoy puedo decir que  mi vida ha cambiado radicalmente después de la experiencia, antes tenía  el problema del alcohol y  ya no tomaba pero por la situación en la que estaba en cualquier momento lo podía hacer, que bueno que vine antes al grupo a tratar mi depresión y no volver a caer en las garras del alcohol. Te puedo decir que  todo va cambiando, es poco a poco, antes de venir al grupo ya no tomaba pero se me había desarrollado la neurosis era  enojón, gritón  lastimaba con la boca a mi familia, todo me molestaba y más con lo que  me había pasado andaba yo siempre enojado, después de la experiencia, no es una barita mágica pero a base del programa de Luz de Vida poco  a poco fui saliendo.

abuelo y su nieta

Integrarme  a GLV para mí fue muy bueno y ya llevo tres años, vengo mes con mes a la hacienda y aunque yo nunca toque fondo  si vi gente hacerlo, así que  no esperes a tocar fondo  porque puede ser  muy feo y quién sabe si te levantes de  eso, hay muchos que se alcanzan a rescatar,  date la oportunidad de venir al grupo no pierdas más, porque conforme va pasando el tiempo uno va perdiendo  y hasta que pierdes todo quieres reaccionar.

En Luz de Vida hay mucha gente preparada  que te puede ayudar así que  anímate, a veces  gasta uno más en vino, en drogas, en cosas que no son útiles para uno y mucho menos  para la familia. Date la oportunidad y aquí te esperamos.

comentarios

comentarios

Call Now Button