pareja feliz

A Luz de Vida mi me invito un cuñado, él y yo éramos los mejores alcohólicos hasta que  el vino a vivir la experiencia y vi un cambio totalmente en él  y decidí venir. El día que llegue aquí a este grupo llegue borracho y accedí porque me quedo grabado que  él pudo salir adelante, con sus acciones fue con lo  que me anime porque para mí él era una persona que nunca iba a cambiar. Antes de venir él me me dijo que era un trabajo muy  duro contigo mismo en donde tú te enfrentas contigo mismo y   yo ya estaba en el fondo por eso vine.

«Yo consideraba que era un borracho responsable porque  no dejaba de trabajar»

Mi familia estaba desecha, a mis padres los tenía preocupados, con mi esposa ya no tenía  relación de pareja ni de comunicación y mis hijos, aunque yo no lo sabía  porque en mi enfermedad no me daba cuenta, tenían su vida desgraciada. Yo consideraba que era un borracho responsable porque  no dejaba de trabajar  y siempre me ha ido bien pero  por la parte de mi alcoholismo tenia desecho lo más importante que es mi familia. Poco a poco con las crudas que me daban deje de creer en mí,  en los sueños que tenía para  mi  vida,  tenía objetivos que no cumplía,   todo lo dejaba a medias. Iba navegando sin una dirección y mi estado físico y mental estaba muy deteriorado.

alcoholicoA mi casa, según yo  llegaba para darles una sorpresa a mi esposa y a mis hijos, llegaba con alcohol  los viernes y con mucho dinero, les decía: hijos vámonos de vacaciones!  Entonces los levantaba y los ponía a hacer sus maletas, según yo muy contento por esto pero no me estaba dando cuenta de todo el riesgo al que los exponía al manejar con copas.  Iba  en la carretera tomando y tomando y mi esposa y mi hija con mucho miedo. Cuando llegábamos al destino  me continuaba ahí la borrachera, según yo, mi familia se estaba divirtiendo y cual los tenia angustiados y preocupados  por ver como estaba deshaciendo mi vida y la de ellos. Fueron muchos años de mi alcoholismo tomando y cada borrachera  me arrepentía les pedía perdón  y les decía: es la última vez que  lo hago y nunca llegaba esa última vez, ya no creían en mí.

En otras ocasiones llegaba a mi casa  y me ponía a cocinar, inmediatamente  con mis botellas por todos  lados a tomar y pensaba: no le hago daño a nadie  ya me lo gane, ahorita ya es viernes voy a echarme mis copitas y empezar a tomar solo. No me di cuenta de ese grado de enfermedad y que tú en la borrachera piensas no le estoy haciendo daño a nadie, no estoy gastando dinero  porque tampoco me iba  a lugares según yo para no arriesgarme, cuando llegaba así mi familia se iba de la casa.

Cuando tomaba  los primeros dos tragos eran horribles, después se me adormecía la garganta y a tomar  bacardy solo ni siquiera con refresco  derecho y viernes, sábado y le paraba a veces los domingos entonces me daba una cruda que hasta el jueves me estaba recuperando y luego otra vez el viernes y esto por supuesto que afecto mi negocio, lo fui echando poco a poco para abajo.

«Estar en Luz de Vida ha sido lo mejor y por eso sigo aquí»

volver a nacerDespués de la experiencia volví a nacer, fui otra persona, vino a mi corazón una limpieza, una pureza como si hubiera nacido un niño pequeñito, recupere los sentimientos veía cualquier cosa y me daban ganas de llorar y un arrepentimiento de todo  el daño que hice. Tenía  un sentimiento de salir adelante y hoy estoy  muy agradecido con  GLV y con Dios. El domingo, después de terminar mi 4to y 5to paso me sentía con una paz interior indescriptible.   Ahora ha cambiado mi vida, ya no tomo, ya tengo una conciencia, me está yendo muy bien con mi familia, la recupere porque ya estábamos a punto de divorciarnos y ha cambiado mi vida conmigo, con Dios, con mis padres, les he dado también esa tranquilidad  y yo me siento maravilloso de no saber lo que es una cruda y tener  esa ansiedad. Hoy creo en mí mismo y  me siento muy muy bien

comentarios

comentarios

Call Now Button